cuando prescribe una deuda

Muchas veces nos hemos preguntado cuando prescribe una deuda, unas veces por interés propio a la hora de plantear una demanda y otras veces por curiosidad. En este artículo hemos resumido la casuística de las deudas en base a su naturaleza.

Prescripción de las deudas

No se puede reclamar una deuda pendiente durante toda una vida, sino que tiene un plazo de prescripción. Estos plazos dependen de la naturaleza y el origen de la deuda y varía entre tres (3) y quince (15) años. Para que una deuda se pueda prescribir es necesario reunir las siguientes dos condiciones:

  1. El acreedor no tiene que haber ejercido ninguna acción ni extrajudicialmente, mediante carta, requerimiento notarial ni judicialmente.
  2. El deudor no tiene que haber reconocido ni aceptado de forma expresa o tácita una deuda pendiente de pago.

Los plazos de prescripción de las acciones de reclamación de deuda varían mucho en función del tipo de obligación que se quiera reclamar. En España el plazo de prescripción extintiva con carácter general y para las deudas que no tengan señalado un término especial de prescripción, es de cinco (5) años.

Las deudas hipotecarias

El art 1964 del Código Civil establece que  el plazo de prescripción de una deuda hipotecaria es de veinte (20) años a contar desde el vencimiento que inicialmente tiene fijado y las personales que no tengan señalado término especial de prescripción, a los quince (15) años.

Las deudas de las tarjetas de crédito

Cuando se contrata una tarjeta de crédito se establece un contrato de apertura de crédito de naturaleza personal entre el banco y el titular de la tarjeta, el cual está sometido al plazo general de quince (15) años. La entidad dispone, por tanto, de ese plazo, para reclamar al titular las cuotas impagadas y los intereses de demora.

Las deudas con Hacienda

Con carácter general, el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación prescribe a los cuatro (4) años, a contar desde el día siguiente a aquel en que finaliza el plazo reglamentario para presentar la correspondiente declaración o autoliquidación.

Las deudas con la Seguridad Social

La Ley General de la Seguridad Social establece que a los cuatro (4) años prescribirán los siguientes derechos y acciones:

  • El derecho de la Administración de la Seguridad Social para determinar las deudas con la misma cuyo objeto esté constituido por cuotas, mediante las oportunas liquidaciones.
  • La acción para exigir el pago de las deudas por cuotas de la Seguridad Social.
  • La acción para imponer sanciones por incumplimiento de las normas de Seguridad Social.

La prescripción quedará ininterrumpida por las causas ordinarias y, en todo caso, por cualquier actuación administrativa realizada con conocimiento formal del responsable del pago conducente a la liquidación o recaudación de la deuda y, especialmente, por su reclamación administrativa mediante reclamación de deuda o acta de liquidación.

Las deudas de suministros

Las deudas contraídas con las compañías de suministros de agua, luz, gas así como las facturas de telefonía y telecomunicaciones, prescriben a los tres (3) años de acuerdo con el artículo 1967 del Código Civil según el cual prescriben en este tiempo las acciones para exigir los pagos que deban hacerse por años o por plazos más breves (mensuales o bimestrales).

Las deudas en alquiler, arrendamientos y pensión de alimentos

Según el artículo 1966 del Código Civil, las acciones para exigir el pago de la pensión alimenticia y la satisfacción del precio de arriendos de fincas rústicas o urbanas es de cinco (5) años.

La acción cambiaria

La posibilidad que tiene el acreedor de reclamar el pago de la deuda mediante el denominado juicio cambiario, prescribe a los tres (3) años cuando el documento cambiario sea una letra de cambio o un pagaré, y de sólo seis meses cuando se trate de un cheque.

La prescripción en operaciones comerciales

La prescripción del pago del precio en las compraventas mercantiles es de quince (15) años.

¿Cómo se puede interrumpir el plazo de prescripción?

El plazo de prescripción empieza a contarse desde el momento en que el acreedor pudo reclamar la deuda y no lo hizo. La prescripción de las acciones se interrumpe por su ejercicio ante los tribunales, por reclamación extrajudicial del acreedor y por cualquier acto de reconocimiento de la deuda por el deudor”.

En cuanto al reconocimiento de la deuda por parte del deudor, ésta puede ser tácita o expresa.

¿Se puede perder el derecho a reclamar?

Cuando una deuda prescribe, se pierde el derecho a reclamar -judicial o extrajudicialmente- la cantidad en cuestión. Las deudas prescriben por el mero lapso del tiempo fijado por ley. Por lo tanto, la prescripción extintiva se produce por una negligencia o abandono del acreedor.

Tu nombre (requerido)

Tu e-mail (requerido)

Teléfono (opcional)

Tu consulta

¿Cuándo prescriben las deudas?
3.3 (65.71%) 7 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.